Es musulmana, pidió una lata de gaseosa en un avión y se la negaron porque podía usarla como “un arma”

tahera2

“Estoy sentada en un vuelo de United Airlines a 30.000 pies y estoy llorando de humillación y discriminación”. La frase la publicó una joven musulmana a la que una azafata le negó una lata de gaseosa cerrada porque podía “utilizarla como un arma en el avión”. Un simple pedido para beber algo terminó en un escándalo en EEUU.

Tahera Ahmad viajaba de Chicago a Washington en un vuelo de United Airlines, vestida con un tradicional hijab. Pidió una lata de Coca Cola light y la azafata le dio una que estaba abierta. Por cuestiones de higiene, Tahera pidió una cerrada, pero la azafata se negó a dársela. Si embargo, minutos después le entregó una lata de cerveza a un hombre que viajaba al lado de la joven musulmana.

Tahera insistió. Quería su lata cerrada. “No estamos autorizados a dar latas sin abrir a la gente, ya que pueden utilizarlas como un arma en el avión”, le respondió la azafata. Tahera le recriminó que sí le entregó la lata cerrada al hombre que viajaba a su lado, por lo que la estaba discriminando.

La azafata lejos de disculparse, abrió rápidamente la lata de cerveza y le dijo sin vueltas: ”Listo, así no la puede utilizar como un arma”, según relató la joven en su cuenta de Facebook.

Consternada, Tahera preguntó a los pasajeros a su alrededor si habían sido testigos de lo que había pasado. Lejos de encontrar solidaridad, Tahera encontró odio y furia. Un pasajero que estaba frente a ella le gritó: “Musulmana, cierra la boca”.   Y subió la apuesta: “Sí sabés usar la lata como un arma, así que cierra la boca”.

“Sentí el odio en su voz y sus ojos furiosos. No puedo dejar de llorar en el avión, porque pensé que la gente me defendería y diría algo”, contó la joven cuyo caso se volvió viral y una verdadera arma pero en contra de United Airlines que no ha parado de recibir críticas en las redes sociales y en los medios de EEUU.

Tahera tiene 31 años y trabaja como directora de Compromiso Interreligioso y es capellana asociada en la Universidad de Northwestern, Illinois, una de las más prestigiosas de EEUU. Además, fue reconocida por la Casa Blanca en 2014 como “una mujer musulmana líder en EEUU” y hasta compartió una cena con el presidente Barack Obama.

El incidente fue el viernes a la noche y ayer sábado, United Airlines emitió un comunicado: “La asistente de vuelo a bordo de Shuttle America del vuelo 3504 intentó varias veces satisfacer el pedido de bebidas de la Sra. Ahmad después de un malentendido respecto a una lata de gaseosa dietética. La tripulación a bordo se reunió con la Sra. Ahmad después de que el vuelo llegó a Washington para prestarle asistencia y discutir más a fondo el asunto. Además, hablamos con la Sra Ahmad ayer para tener una mejor comprensión de lo ocurrido y pedir disculpas por no prestar el servicio que nuestros clientes esperan cuando se viaja con nosotros. Esperamos tener la oportunidad de darle la bienvenida a la Sra. Ahmad nuevamente”.

Ayer, Tahera volvió a cargar contra United Airlines, cuyos vuelos 175 y 93 fueron dos de los cuatro utilizados en los atentados del 11 de septiembre. “Estoy realmente decepcionada por el último comunicado de United Airlines. Desafortunadamente, United ha trivializado mi historia a una lata de gaseosa. Como un viajera frecuente Premier de United, se me ha servido bebidas enlatadas sin abrir muchas veces y he seguido los procedimientos de United en todos mis viajes. Es ridículo para mi integridad que hayan dejado de lado el comportamiento discriminatorio hacia mí. He dedicado mi vida a la paz, de hecho viajaba en ese vuelo de United para promover el activismo de justicia social, las conversaciones justas y pacíficas entre israelíes y palestinos en Kids4Peace. Es verdaderamente desalentador cuando se trivialidad la discriminación de estadounidenses como yo que trabajamos duro todos los días para promover el diálogo y el entendimiento”.

Su historia se volvió viral gracias al hashtag #IslamophobiaISREAL (islamofobia es real) que hace tiempo circula fuerte en las redes sociales a raíz de casos como este. Según una encuesta nacional del Pew Research del 2013, el 45 por ciento de los musulmanes en EEUU enfrentan “mucha” discriminación. 

Por la historia de Tahera otro hashtag ganó la atención de los usuarios que han salido a pedir un boicot contra la aerolínea. #UnitedForTahera, un juego de palabras que puede leerse en español como Unidos por Tahera pero que en inglés aprovecha el nombre de la aerolínea (United por Tahera) para exigirle una sincera disculpa.

Screen Shot 2015-05-31 at 6.34.50 PM

Una de las fotos que coparon las redes: “Comparte una Coca con un musulmán”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s