Tiene 93 años, luchó en la II Guerra y acaba de recibir su diploma de secundaria

1Sexton

La Segunda Guerra Mundial lo arrancó de la secundaria de Alabama en la que estudiaba. Pero J.D. Sexton no se dio por vencido. 70 años después volvió a su alma mater para recibir su diploma de graduado a los 93 años.

Corría 1943 cuando la Segunda Guerra le hizo cruzar el océano y entrar en combate en la Batalla de las Ardenas, una gran ofensiva alemana, lanzada a finales de la contienda entre diciembre de 1944 y enero de 1945. El escenario fueron los densos bosques y montañas de la región de las Ardenas de Bélgica, Francia y Luxemburgo. De ahí su nombre.

Tras varias ofensivas y contraofensivas, los Aliados se alzaron con la victoria. El propio Winston Chruchill, en un discurso ante la Cámara de los Comunes, reconoció la valentía y arrojo de los estadounidenses que lucharon allí como J.D. Sexton. “Esta es indudablemente la mayor batalla estadounidense de la guerra y, creo yo, será considerada como una victoria estadounidense cada vez más famosa”, dijo el político británico en aquel entonces.

En esa batalla hubo 89.500 víctimas estadounidenses, incluidos 19 mil muertos, 47.500 heridos y 23 mil desaparecidos, según un documento del Depatamento de Defensa de EEUU publicado en 2012. Sexton estuvo entre los afortunados que pudieron regresar a casa con el orgullo de haber liberado a miles de víctimas del Holocausto. Se retiró de la carrera militar casi cuatro décadas más tarde, en 1982, con el rango de sargento mayor“Estoy orgulloso de la gente que sirvió a nuestro país”, dijo ayer Sexton al canal WSFA 12.

A pesar de que había recibido en los años 70 lo que en EEUU se conoce como GED (General Education Development Test) o Examen de Desarrollo de Educación General, un certificado similar al de la escuela secundaria, Sexton quería obtener en verdad el diploma de graduación.

Apoyada en una ley aprobada en 2014 por la Legislatura de Alabama, que otorga los certificados de secundaria a veteranos de guerra calificados de Vietnam, Corea y las I y II Guerras Mundiales, la esposa de Sexton hizo todos los arreglos en secreto para darle la sorpresa a su marido. “Es maravilloso poder venir aquí y estar con la gente y recibir el diploma de educación secundaria“, dijo Sexton tras subir al escenario con su bastón, su toga y birrete azul brillante“Le agradezco a Jesús por haberme dejado vivir hasta los 93 años”, agregó el flamante y orgulloso egresado.

Para Sherry Sport, supervisora del Consejo de Educación del Condado de Crenshaw, al sur del Estado de Alabama, el ejemplo de Sexton “envía un enorme mensaje a la gente joven de hoy para que valoren lo que un diploma de secundaria significa”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s